Nuestro doble desafío

Agradecemos a todos los que se sumaron a nuestra propuesta en la elección del CPACF.

Gracias a su voto, accedimos a 3 cargos en el Consejo Directivo, 4 en el Tribunal de Disciplina, 94 en la Asamblea de Delegados y 2 en el Jury de Enjuiciamiento del Consejo de la Magistratura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Ello nos va a permitir controlar la gestión del oficialismo, proponer una reforma a la ley de honorarios y presentar diversas iniciativas para revalorizar el rol de la abogacía en la sociedad. Tal como nos lo propusimos, aunque no hayamos accedido a la Presidencia.

Sin embargo, nos queda la tristeza de ver que nuevamente el 75% de los colegas directamente no votó. La mayoría absoluta de las abogadas y abogados no se interesa por la gestión del Colegio. Y esa es la realidad que tenemos que tratar de modificar: esa apatía es la que tenemos que transformar, haciendo llegar nuestro mensaje, mostrándole a los colegas las cosas que se aprueban a sus espaldas, en qué gastan el presupuesto que manejan y cómo con cada uno de sus mensajes que minimizan nuestra tarea alimentan el desprestigio que sufre hoy nuestra profesión.

Entonces, ese es nuestro doble desafío: colmar de dignidad los cargos que ganamos gracias a quienes nos votaron. Y seguir convenciendo a los que nunca votan: esa gran mayoría que no sabe que su participación es la única herramienta capaz de generar los cambios que la abogacía necesita para que vuelva a ser un orgullo ejercerla, y pensar en un futuro con una Justicia que contribuya a construir una sociedad mejor.

2019 Seamos el encuentro de abogados

Please publish modules in offcanvas position.